La conferencia “Europeos activos con discapacidad – Déjanos participar” fue el altavoz de First Team para llamar la atención sobre los problemas a los que se enfrentan los profesionales discapacitados en el sector audiovisual, así como las propias dificultades que sufre la industria del cine y la televisión y que, inevitablemente, afectan a las personas con discapacidad. 

Para First Team, Bruselas ha sido una oportunidad para hacer llegar aquellos asuntos que no se pueden solucionar ahora en nuestro país a los representantes de la Unión Europea. Asociaciones y personas sensibles al tema han acudido a la cita desde todos los rincones del continente”, dijo Assumpta. 

La conferencia, a la que acudieron Scott y Assumpta(como portavoces de First Team) y Mario de Vicente (actor discapacitado formado en la fundación y presidente de FETAM), fue organizada por la Comisión Europea de Justicia en colaboración con el Foro de Discapacidad Europeo, dentro del marco del Día Europeo de Personas con Discapacidad. “Allí hemos vivido muchos momentos emocionantes, escuchando y viendo a políticos, deportistas, actores y personas con problemas de funcionalidad psíquica o física compartiendo experiencias y soluciones”, destacó Assumpta

Ella misma fue la encargada de resaltar en este acto las principales barreras a las que se enfrentan las personas con discapacidad. “Tanto Scott como yo coincidimos con Mario, en que la ignorancia y la indiferencia hacia tus semejantes, son tan peligrosas para nuestra sociedad como la violencia”, dijo Assumpta.
La ignorancia no es sólo mirar hacia otro lado ante los problemas de las personas con discapacidad. También se manifiesta en el sector audiovisual en el desconocimiento de las necesidades específicas a cada discapacidad o en la falta de medios para la formación de estos profesionales, como en el caso de las personas con problemas auditivos y de visión. La superación de estas dificultades requiere más inversión de la que la Fundación First Team ha sido capaz de conseguir en todos estos años de trabajo. 

El miedo, por desgracia, afecta tanto a los actores con discapacidad que quieren dedicar su vida al teatro o el cine como a los distintos estratos de esta industria. Estos profesionales no ven demasiados ejemplos de actores con discapacidad que trabajen con regularidad en el cine o la televisión; los pocos que hay suelen ser papeles secundarios. Además, tienen pocas oportunidades para conseguir interpretar a personajes sin que el contenido de la obra, película o serie haga referencia a la discapacidad. 

Por otro lado, aquellos proyectos audiovisuales en los que sí hay una buena relación con actores discapacitados son precisamente aquellos en los que su productor o director es un profesional con algún tipo de discapacidad. Si no, durante el proceso, tienen que enfrentarse a todo tipo de prejuicios, desde la contratación hasta el desconocimiento de las necesidades concretas de cada discapacidad. Sin embargo, el obstáculo más difícil de salvar es cuando alguien pone en duda su capacidad y talento para actuar. 

A pesar de estas dificultades reales, la experiencia en Bruselas no podía ser más enriquecedora: “Ha sido inspirador y una lección para First Team ver que en el mundo audiovisual hay personas ciegas, con problemas auditivos, con movilidad reducida,… que quieren participar en el sector y que son capaces de ver y escuchar mucho más que otras personas sin discapacidad. En muchos casos, son perfectamente capaces de comunicar bien y, sobre todo, de tener empatía con la diferencia, una cualidad digna de admirar y de aplicar a nuestras vidas”, destacó Assumpta. 

Por su parte, Scottalertó de la regresión de la situación de las personas discapacitadas, un colectivo formado por 4 millones de personas en nuestra sociedad. La integración y la formación, a través de financiación con becas parciales, debe ser un objetivo fundamental. Él mismo contaba que para estos actores, aceptar un trabajo en cine o televisión, puede significar la pérdida de los pocos beneficios que se les otorga como personas discapacitadas. Por eso es imprescindible que las ayudas, tanto europeas como españolas, no estén sujetas exclusivamente a la consecución de empleo. 

Mario de Vicente aportó su visión personal como actor con discapacidad. Se mostró optimista con el éxito de las películas españolas con contenidos y actores discapacitados. No obstante, subrayó la necesidad de abrir nuevas vías de financiación para que estos profesionales puedan conseguir la competencia y participación activa que se merecen en el sector audiovisual. 

 
El trabajo por integrar y dar visibilidad a las personas discapacitadas en el cine y la televisión no acaba en Bruselas. En First Team seguiremos poniendo de manifiesto los retos a los que se enfrentan estos profesionales a la hora de formarse y de encontrar trabajo en el mundo audiovisual. Y, como siempre, seguiremos formando activamente a actores discapacitados para que puedan dedicar su vida a dar vida a los personajes que interpretan en el cine y la televisión.