ESADE, la primera escuela de negocios de nuestro país, abrió las puertas a first team el 2 de Octubre para debatir entre empresarios del cine y profesores first team: el nuevo modelo de negocio de la industria cinematográfica.

Tres profesores de la Fundación, Alvaro Longoria, Scott Cleverdon y Assumpta Serna, expusieron el nuevo modelo de negocio de negocio de la industria cinematográfica. Los tres comunicamos los últimos datos sobre la situación del cine español, hicimos una recopilación de las tensiones en el sector, de las soluciones que los profesionales del cine ofrecen y de los problemas que a first team nos inquietan más.

Como siempre, nos encanta compartir lo que aprendemos de otros. En este caso, nos gustaría agradecer:  

• Primero, a La Academia de cine, por su informe de Enero del 2012

Segundo, a FAPAE y a PROA, las dos Federaciones de productores de España y a su memoria 2011 sobre la situación del cine español.

Tercero, al informe “La revolución digital, el público se implica” (Febrero 2011, Cine Regio, Michael Gubbins)

Cuarto, a la propia ESADE,  por el informe “El futuro del audiovisual en España” y a los profesores de la Universidad Ramón Llull que hicieron el informe

Quinto, a opiniones de profesionales del sector en blogs, debates y profesorado de la fundación sin ánimo de lucro, first team.


El coloquio fue muy animado. Os dejamos aquí el resumen de las conferencias para que comentéis y para abrir el debate y diálogo sobre temas candentes en el sector.

Según un informe de la Academia realizado en Enero 2012, el audiovisual es una industria que genera 8.000 millones de euros, lo que significa el 1% del Producto Interior Bruto español, da trabajo a cerca de 100.000 personas en empleos directos e indirectos, constituye un motor económico y de crecimiento que supone el 3,2% del PIB nacional y conforma una parte decisiva de la imagen de España en otros países. 

Sin embargo, la recesión económica, la crisis bancaria y los recortes de los gobiernos, ha generado un clima financiero más conservador y reacio al riesgo, así como un planteamiento industrial más defensivo y proteccionista. 

La financiación pública, anclada en una visión en compartimentos estancos, nos deja poco espacio para las ideas rupturistas o el pensamiento lateral, o las estructuras abiertas.

¿Pero hay razón para posturas conservadoras? 

La Unión de Asociaciones Empresariales de la industria cultural, tienen datos en España que apuntan a la “pérdida inmediata de 43 millones de espectadores y de 4.226 empleos directos, y el cierre de un 20% de empresas”

España, es el único país de la eurozona que ha decidido que la cultura y la compra de un artículo de lujo tengan el mismo IVA, un 21%. La recaudación por IVA de los dos fines de semana -desde que el 1 de septiembre comenzara a aplicarse la subida del 8 al 21 por ciento- ha sido de 3.173.000 euros, mientras que en 2011 fue de 1.044.000 euros. Sin embargo, la taquilla neta ha descendido en ese mismo periodo en 3,1 millones de euros.

En 2013, y con este gobierno, hemos alcanzado menos de lo que se presupuestaba en 2002. Está claro que no se está apostando por la cultura como motor de una posible recuperación económica.

¿Qué pide el sector?

En el informe de la Academia de cine de España, se ofrecían ya en Abril, algunas soluciones a la situación del cine español, que han sido trabajadas en profundidad gracias también a la unión de las dos federaciones de productores desde Septiembre del 2011 para buscar soluciones para la falta crítica de financiación que sufre el sector y construir instrumentos que permitan unas reglas del juego claras para los productores. 

Después de las elecciones, se hace sentir la división de opiniones en el seno del Gobierno respecto a la estrategia a seguir de apoyo al cine español, y el sector está pidiendo ahora mismo al Gobierno que pague lo que se debe a las empresas audiovisuales, deuda que Pedro Pérez, presidente de la Federación de productores, FAPAE, ha cifrado en unos 50 millones para producciones sólo en el año 2011, deuda que hace necesaria una intervención rápida del Gobierno. 

En el sector, diferentes Asociaciones están en pie de guerra porque argumentan que la posición del Gobierno, infravalora las medidas a mediano y largo plazo para solucionar la crisis del sector. Al igual que todos los sectores, el audiovisual lucha por su supervivencia.



¿Qué medidas ofrece el sector?

El sector ofrece varias soluciones para mejorar las fuentes de financiación. Las 6 líneas propuestas son:

1  Se estima imprescindible el aumento para la producción audiovisual en el porcentaje de desgravación del 18% sobre el Impuesto de Sociedades, para estimular la participación en el cine del sector privado.

2  Se negocia la reforma de la ley de mecenazgo 

3 Las dos Asociaciones de productores (PROA Y FAPAE) proponen la llamada medida del “céntimo audiovisual”, que apuesta por un nuevo modelo en el que «el cine financie el cine», pero piden antes, que la Administración salde sus deudas con el sector. 

El céntimo audiovisual generaría por cada entrada y cada anuncio en la pequeña pantalla una recarga de un céntimo en su precio. Para un anunciante no es nada si emite, pongamos por ejemplo, 400 anuncios en un mes: se queda en cuatro euros. Pero sumados todos, la cantidad podría ser suficiente sólo de momento, para el sector.  También entraría en el reparto de las ventas de los DVD y de las descargas en Internet. El año pasado se vendieron en España 96 millones de entradas. Y en 2010 se vendieron unos 14 millones de euros en películas de formatos DVD y Blu-Ray. La disminución del DVD debido a la actualización del Blu-ray no puede sin embargo cubrir la brecha, a pesar de su fuerte crecimiento en 2009 y 2010 y de la integración del formato en algunas videoconsolas y ordenadores portátiles. Pero este “céntimo audiovisual”, hay que definir todavía, quién lo recauda, quién lo administra y cómo se reparte. 


4 Se negocia con las Televisiones públicas y privadas para consolidar el apoyo de las TELEVISIONES al CINE, con especial énfasis a la TV pública

Los datos de espectadores del cine en las cadenas, los podéis encontrar en nuestro blog www.blogfirstteam.org o en la memoria que acaba de publicar FAPAE en su página web. Baste apuntar que las dos películas más vistas en lo que va del 2012, son Tres metros sobre el cielo y Celda 211, también de Morena Films, emitida en la Cuatro que dio un total de 2 millones de espectadores, convirtiéndose en la película española más vista de la cadena en toda su historia.


5 Se discute la posibilidad de instaurar un canon soportado por las redes de venta de televisores, quizás directamente como tasa

La BBC se financia así, cada persona que compra un televisor, paga este canon, de aprox. 145 euros al año, mediante el cual, el espectador se siente responsable y con derecho a la crítica para que su TV represente a la sociedad con principios de calidad.

6 Las películas independientes, con experiencias que no parten de los profesionales asentados, han buscado en el crowdfunding, completar también el sistema de financiación. 

El espectador puede financiar desde 2 euros, enana plataforma específica de mecenazgo de proyectos, una película, durante un tiempo corto, normalmente un mes, para cubrir la financiación que necesitan, recibiendo una contrapartida de beneficios según el dinero que aportan. Los creadores afirman que este sistema, produce un cambio en la manera de producir y se empieza a confiar más en el gusto del público. Los actores se implican también más en la promoción. Sirve a tender puentes entre el público y el productor. Los participantes en el proyecto, pueden tener decisiones creativas. Las películas españolas han conseguido desde 6000 euros a 274.618 euros como en el caso de “Cosmonauta”, película enteramente financiada por 4.136 futuros espectadores, como dato curioso, más del 30% no han sido donantes españoles. EN EEUU el método encuentra una media por película de 250.000 euros. 


Reflexión del sector

Permitidme hacer 7 reflexiones que la escuelas de cine de Madrid Fundación first team baraja en los coloquios y debates que mantenemos con el sector y que me gustaría que su exposición provocara debates más como los que vamos a tener en este coloquio, gracias a la preocupación de ESADE en conocer mejor a las industrias culturales y para los que también abrimos regularmente, nuestra Fundación:

1. Reflexión, participación y colaboración de todo el sector. Transparencia de datos para lograr una estrategia a nivel sectorial basada en la realidad. Necesitamos en este contexto de descrédito de todo lo “público”, fidelizar a nuestro público y que entre más capital privado en nuestro sector. La cooperación y transparencia siempre resulta mucho más valiosa que la competición y debe darse en muchos niveles: 
  • entre los diversos sectores de la industria audiovisual, 
  • entre organismos públicos y empresariales de España 
  • entre empresarios de otras áreas y talento de la industria cinematográfica y audiovisual española e internacional. 


2. Se mantiene una fuerte demanda de películas. Los consumidores están arruinando a la industria cinematográfica debido a su pasión por sus productos, no porque los rechace. Los ganadores serán aquellos que aprovechen el elemento singular que la experiencia digital proporciona: su capacidad de desarrollar relaciones con los clientes desde el primer momento del ciclo de compra y que tengan capacidad de generar soluciones a mediano y a largo plazo. 


China ahora tiene más cines no sólo en China pero en el mundo después de comprar la cadena de cines AMC en Estados Unidos.
En EE.UU., la taquilla en este verano lleno de superhéroes ha bajado hasta sólo “4 mil millones con 300.000 dólares”.  El año pasado la taquilla fue de 4 mil millones con 400.000 dólares. Pero con la subida del precio de entradas por 3d o Imax, se ha equilibrado, aunque este cambio significa que 100 millones de personas menos fueron al cine.

3. La limitación de la distribución sigue siendo un concepto clave de las políticas europeas, no sólo por el problema clásico de la distribución europea, que tiene que solventar el escollo de la traducción subtitulada o doblaje del idioma de país a país, sino porque las mismas estructuras cinematográficas mantienen barreras en sus convenios de distribución de la película con los derechos territoriales.  

    Una investigación realizada para la industria cinematográfica británica en ocasión del encuentro Digital Heat de 2009, por ejemplo, reveló que el 60 % de los ejecutivos de la misma pensaba que anular el desfase de estreno entre las salas de cine y el resto de los medios tendría un efecto «razonable» o «significativo» en la reducción de la piratería. La demanda de contenidos en soportes digitales seguirá aumentando a medida que mejoren la tecnología y las infraestructuras, lo que seguirá minando los modelos comerciales convencionales. Es un proceso que no tiene vuelta atrás. 
    Con la combinación de la necesidad de ver una película en redes y la realidad sangrante de la piratería, los productores han tenido que preguntarse sobre la validez del concepto de “windowing”.
    Windowing es cuando los estrenos se hacen en países distintos en fechas distintas.  Ahora la necesidad es tener todos los estrenos lo mas cerca posible- como la ultima película de Batman en cine y The Walking Dead en televisión.
    En España, un ejemplo reciente es la pelicula Carmina o Revienta de Paco León, exalumno de first team.  Se estrenó en cine, television, dvd y Internet, al mismo tiempo.
    Alfonso Sanchez, un ex-alumno de first team, como Paco León recientemente escribió, dirigió una película estupenda que se llama “El Mundo es Nuestro”.  El también interpreta uno de los protagonistas.  El y su productora han sabido aprovechar el momentum de su exito en YouTube con la nvención de historias cortas subidas a You tube y financiaron su largometraje a través del crowdfunding.  El mundo es nuestro, continua sus proyecciones.  El público paga poco y tiene la oportunidad de interactuar con los cineastas después.  Como hizo Kevin Smith con su película Red State.

    4. Tenemos que desarrollar proyectos en torno a realidades digitales, que tengan estrategias en diferentes formatos (móviles, ordenadores, videos a la carta, etc). 

    El cambio en la manera de ver cine ( El televisión de alta definición está en el 70% de las casas. Su tamaño medio es de 44 pulgadas. Los antiguos pilares de la industria: dvds y la taquilla del cine están cayendo.  Portátiles nuevos no llevan lectores de dvd. A Itunes es fácil acceder a través de los dispositivos móviles para cine, tv, musica y claro – en Youtube hay muchos videos de gatos-.  Todos necesitamos nuestros productos audio-visuales dónde y cuándo nos apetece. Ver artículo en el blog de la fundación sobre otras plataformas.

    Para la opinión pública y política en España, hay demasiadas películas que están saturando al mercado europeo, cuyas estructuras de distribución no dan abasto. Bueno, pues tendremos que fragmentar contenidos en segmentación del público y acertar más el tiro. 


    5. Las políticas del gobierno español y de los países de Europa, deben colaborar porque la innovación no puede crearse en las manos de pequeñas y medianas empresas, que en su mayoría, carecen de recursos para la adaptación a nuevos modelos de negocio. Estamos ante una industria frágil, que necesita de una flexibilidad en el cambio de costumbres que ha sufrido la audiencia, y de una inversión más fuerte en la innovación, que es no sólo tecnológica, sino que pide un cambio profundo de actitudes y comportamientos y por qué no, cambios en la cadena de valor del negocio y búsquedas de otras plataformas para promocionar nuestro cine. 

    Este año, en España, se han eliminado las ayudas a la creación de guiones, desarrollo de proyectos, proyectos culturales y de formación no reglada. No hay ayudas para las películas para televisión, las series de animación, la producción de cortos, ni ayudas a la exhibición ni ayudas tampoco para nuevas tecnologías, investigación y desarrollo. Esto es grave, en un momento en el que todas las posibilidades de negocio, apuntan a la necesidad de innovar. 
    Las redes sociales son las herramientas más importantes para la promoción.  Más importante que la publicidad en televisión, periódicos o revistas.  ¿Por qué?  Puede medir con exactitud segmentos de la población y aunque puede ser que hayas visto el cartel en una parada de autobús, si a tu amigo le ha gustado, probablemente va a gustarte también.Facebook y Twitter ahora son dos fuentes esenciales para seguir los opiniones del público antes, durante o después de un estreno.

    6. Necesitamos incentivar la formación continua a nuestros profesionales que tienen que competir internacionalmente en un mercado abierto y global, con programas lectivos basados en el intercambio de ideas y la innovación, pero también con valores de diálogo, de colaboración, de responsabilidad.  

    7. Los del cine, necesitamos ganar tiempo y trabajar aprisa, necesitamos la máxima colaboración con otros sectores y con industrias más potentes, europeas, americana, hindúes, chinas, japonesas… Necesitamos trabajar en nuestra reputación, Hay que abrirse con escucha, a saber reconducir las emociones. Todos tenemos que cultivar la empatía por el otro, y trabajar nuestra famosa “inteligencia emocional” de todos los colectivos del sector para conseguir ahora objetivos comunes.

    Espero que las reflexiones os hayan servido de inspiración como a nuestros alumnos. Hay mucho por hacer. Pero es apasionante, ¿no?
    En esta conferencia, nos gustaría detenernos en lo que first team piensa que son puntos fundamentales en el futuro del cine en España: la internacionalidad, la necesaria implicación del público y la asignatura pendiente: cine a jóvenes.

    La internacionalidad

    En España, en 2011 y en formato de 35 mm, doce películas españolas han salido al mercado con más de 300 copias, como Torrente 4, Aguila Roja, la película, Intruders, Fuga de cerebros, Encontrarás dragones… En 2012, el éxito de Tadeo Jones en China, y la recaudación en salas de 11 millones de euros en las dos primeras semanas, apuntan a un futuro posible. La supervivencia en nuestro país indica depender de la globalidad que pueda asumir el cine español. 

    Tres películas españolas, de talante muy diferente: Midnight in Paris, Torrente 4, y la Piel que habito, están en el top 25 de las películas europeas con mayor número de espectadores en Europa. España ocupa el puesto 14 de los mercados mundiales con mayor número de espectadores, con más de 98 millones. Está claro que el camino en el sector es coproducir con Europa, pero la inmensa mayoría de productoras, no pueden asumir en 2012, los costes de una expansión internacional.  

    Hasta los años 90, hemos funcionado sin organismos que apoyaran en conjunto la expansión internacional. Hemos tenido casos aislados, entre los que me cuento, que tras esfuerzo personal, hemos luchado por colocarse a capa y espada en proyectos internacionales. Eso ha significado una imagen de marca del país internacionalmente, aunque no haya significado un arrastre significativo para la industria. Quizás porque a diferencia de Francia, -para comparar España con el país de más influencia global en Europa-, no tiene estructuras como Unifrance, que funciona perfectamente desde 1949, financiada con capital mixto público y privado para la promoción de su cine.  Esta es una medida que también recomienda la Academia y que ya prevé la Ley del Cine de 2007 y que no se ha desarrollado hasta el momento. 

    Estos profesionales cineastas, actrices, actores, técnicos, hemos adquirido una dimensión internacional, bien porque han conectado con la esencia de un país, porque han sabido comunicar su propia marca personal o han encontrado alianzas personales que les han permitido florecer en otras culturas.

    Está claro que la internacionalización, las buenas coproducciones, que parten de un objetivo de excelencia y respeto de culturas, en vez de abaratamiento de los costes, tanto en cine como en TV, son las productoras que tienen un éxito constante en sus películas (De eso sabe mucho también Alvaro Longoria)

    Es en los primeros años de la segunda década de los 2000, más que nunca, esta aproximación a mercados internacionales, es posible hacerla también a través de las redes sociales pero hay que tener recursos para poder hacerlo, -la mayoría de las empresas del audiovisual son pequeñas- y hay que tener la inversión inicial para saltar las fronteras en forma presencial. A partir de los años 90, han habido iniciativas del ICAA, del ICEX, del Cervantes, de cada autonomía, para promover el cine español en las principales ferias de nuestro sector y en los Festivales de cine más importantes, peor muy pocas veces se ha logrado una colaboración conjunta con ruta clara a comunicar como representantes del cine español. Pocas veces hay reuniones estratégicas entre todos los que promocionamos una película. ¿Seremos capaces de juntar el esfuerzo de comunicación de cada película para mejorar la reputación del cine español y poder comunicarlas en una única plataforma?  ¿Ahora que no hay foto posible para las Administraciones, qué pasará en 2013?

    Tenemos que  aprender a dar valor a nuestra propia cultura, conocer cuantas lenguas posibles, y seguir aprendiendo de las industrias cinematográficas más implantadas en el mundo. 


    La necesaria implicación del público.

    La promoción digital nos está permitiendo acercarnos más a segmentos de la sociedad, interesados por nuestros productos o nuestra marca personal. Es en las redes donde escuchamos las opiniones de nuestros espectadores. Creo que los actores, representantes “en caliente” de nuestro cine, debemos establecer mecanismos de escucha de tendencias de nuestro público. 

    Además, en mi opinión, cada profesional del sector, tiene la responsabilidad de proteger el prestigio del cine español, viendo cine español para transmitir sus valores en redes y donde podamos, porque ahora, es una cuestión real de mera supervivencia.

    Si algo sabemos los que nos dedicamos al cine, es que el público no se deja manipular con facilidad y no es tonto. Los actores sabemos que cada espectador tiene su olfato. Hay que manejar los códigos de etiqueta de las redes rigurosamente para tener éxito y convertirlo en negocio. No es un negocio rápido ni estable, de ahí la reticencia de nuestro sector y de la sociedad de invertir en él. Pero hay ya muchas experiencias para asegurar que el futuro del entretenimiento, apunta a que debemos generar encuentros fieles en el tiempo y extendidos globalmente, sin autolimitarse a fronteras nacionales, y qué mejor que las redes sociales para intentarlo. 

    En mi opinión, hemos de trabajar codo a codo, con especialistas de publicidad y marketing en redes, pero no sólo en el proceso de distribución, sino antes, desde el mismo momento de la creación, integrándolos en el proceso de una película que  también debe beneficiarse de otras plataformas. 

    Los profesionales de nuestro sector hemos de hacer un esfuerzo para conocer mejor al nuevo público, que es mucho más activo y exigente. Y ahora mismo para nuestro sector, eso significa innovación.

    La industria cinematográfica europea, necesita de un cambio total y radical de mentalidad para ser viable y prosperar en la red.  Necesita según el informe Regio, “otorgar el poder a un público activo”. También el estudio de ESADE sobre “El futuro del audiovisual en España” habla del consumidor activo. 

    En España, el eje estratégico quizás pasa por el control de la distribución y la capacidad de llegar a alianzas con especialistas de contenidos, y visto el potencial de realizar un lanzamiento simultáneo, empezar por la unificación de los diversos formatos. Quizás será capaz de hacerlo algún grupo empresarial actual, aquéllos creadores y productores de contenidos, quizás en España Digital +, Youzee, Filmin o Wuakitv. 

    Otra área que está demostrando un importante potencial como fuente de ingresos para los exhibidores es la gama de productos no cinematográficos agrupados bajo el apelativo de «contenidos alternativos»: retransmisión en directo de óperas, obras de teatro, eventos deportivos y conciertos. Los videojuegos también podrían entrar en esta categoría. 

    Hay que estudiar en profundidad los proyectos que se desarrollan en experiencias transmedia, que es la que es capaz de contar narraciones que abarcan a plataformas diversas de comunicación, con múltiples momentos de acceso a la experiencia. Son proyectos que intentan crear experiencias directas con el público, un público que interactúa, crea, opina y critica. El éxito o fracaso se basa en el ingenio para hallar y alimentar a un público propio. 


    Asignatura pendiente: el espectador del futuro

    Creo que el cine español, tiene, en cuanto a contenidos segmentados o dirigidos a un público, una asignatura muy pendiente con el cine infantil y con la formación en cultura audiovisual en la sociedad.

    La televisión, sobre todo las autonómicas visan su entretenimiento en la franja de mayores. Las televisiones no van a morir, van a ser más especializadas, como nos cuenta el reciente informe “El futuro del audiovisual en España” que encargó ESADE y que os recomiendo que leáis.

    Para lograr que los jóvenes se impliquen en el universo cinematográfico es necesario combinar diferentes líneas de actuación: la educación, la accesibilidad y la participación. Toda iniciativa para lograr una mayor accesibilidad de las películas en múltiples soportes conlleva abrir el debate en torno a los derechos de autoría y a las licencias de exhibición, es decir llevar el cine al móvil en los jóvenes. Si pretendemos que los públicos más jóvenes desarrollen su pasión por el cine, es necesario facilitarles el acceso a contenidos atractivos. 

    El espectador y el joven, por vez primera, tiene la capacidad de generar contenidos y distribuirlos en red, fácilmente y por poco dinero. La comunicación entre los jóvenes es cada vez más audiovisual, gracias al vídeo, los ordenadores y a los móviles. Pero no basta en hacer, hay que hacerlo bien, y los profesionales del cine podemos aportar muchas soluciones.

    El UK Film Council, por ejemplo, ha encargado a la agencia de estudios de mercado Dubit una investigación especialmente minuciosa al respecto. Partiendo de una muestra de 2.000 jóvenes ingleses con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años, la investigación ha identificado cinco segmentos diferenciados

    • Cinéfilos: 9 % del público. Ellos serían ávidos visitantes de las salas, usuarios activos de las redes sociales, muy interesados por el cine en si mismo. 
    • Espectadores sociales: 22%. También ávidos visitantes de las salas, especialmente interesados en la experiencia social de asistir en grupo. 
    • Selectivos y sensatos: 10%. En general, aquellos que condicionan la visita al cine a los horarios más convenientes y a los contenidos más cercanos. 
    • Sensibles a los precios: 25%. Jóvenes interesados por el cine pero limitados por los precios. Se sienten especialmente afectados si pagan por una película que luego no les gusta. 
    • Seguidores pasivos: 32%. Aunque les gusta ir al cine, carecen de iniciativa propia

    La Academia de cine española, propone con otras entidades como el Ministerio de Cultura, un PLAN AUDIOVISUAL EN LAS AULAS. Para que funcione, debe ser una formación práctica, interactiva con el alumno donde mejoren su expresión delante y detrás de la cámara y ayuden a los jóvenes a comunicarse mejor en procesos de síntesis, observación e imaginación. La disponibilidad de recursos técnicos de bajo coste, tendría que favorecer su uso en las aulas, por ejemplo, para estimular la creación audiovisual y al mismo tiempo, un enorme interés por el cine.  

    La Fundación first team, desde hace doce años vamos lanzando nuestros granos de arena. Creemos que nuestra experiencia de doce años en formación a 1500 actores y directores en seis países, aporta algunas claves importantes para mejorar la comunicar en cámara, deseables de trasladar a la sociedad y a los alumnos de las escuelas, quienes van a necesitar a comunicar mejor y globalmente en cualquier trabajo que elijan.  

    Debemos buscar el negocio en lo que hacemos, pero es difícil que la razón siempre gane al corazón, porque para que alguien haga una película o cualquier cosa creativa o original en primer lugar, debe nacer de la:  PASIÓN

    Bertolt Brecht dijo “no preguntarán si el futuro es oscuro, solo preguntarán si las poetas están silenciosos”.

    Los profesionales de la industria cinematográfica debemos enfrentarnos al reto de recuperar la confianza del público español en nuestro sector si queremos asegurar su supervivencia. Estamos pidiendo en definitiva, que la misma sociedad nos ayude a financiar nuestro cine. Hemos de conseguir, por ejemplo, que las empresas mantengan su responsabilidad social voluntariamente para proyectos audiovisuales de interés social, que inviertan en fundaciones y escuelas para asegurar la innovación sin que ésto constituya una obligación o que inviertan en su imagen asociada con el cine con criterio y por sus contenidos y valores, no sólo motivados por el objetivo de desgravar más. 


    Es necesario también que el cine vea en empresarios como vosotros, en la misma sociedad, unos colaboradores fieles y próximos. La fábrica de sueños debe también hacerles sentir y valorar la ilusión de nuestro trabajo, es responsabilidad del sector ofrecer al público el compartir la posibilidad de sentirse útiles en un servicio cultural y trasladarles la energía de nuestro esfuerzo diario para que todos, a través del cine, sigamos encontrando a la vida, sentido, y ayudemos a forjar, entre todos, una sociedad más justa.

    Creo firmemente, que para ganarse la confianza del consumidor, la huella del cine español debe ser el de una industria HONESTA, AUTÉNTICA Y PROFESIONAL y cumplir siempre las promesas y expectaciones del espectador. Es nuestro reto diario. 

    Isidro Fainé habla de los desafíos de las empresas en el momento actual y de las claves para superar este cambio. Como él, creo que las empresas del audiovisual con reputación intachable, como la que nos acompaña en la mesa Morena Films, tienen una responsabilidad en comunicar cómo y por qué funcionan. Porque no siempre lo que más se conoce es lo que es mejor. 

    Assumpta Serna y Scott Cleverdon
    Fundación Internacional first team